Dentro de pocos días voy a tener la enorme suerte de viajar a Roma así que llevo unos cuantos días informándome, y como es de esperar en una ciudad de tantos siglos y de tantísima importancia existen un sinfín de historias, leyendas y tradiciones.

Hoy voy a escribir sobre el Castillo de Sant’Angelo, o casi siendo más preciso sobre el ángel (mejor dicho, arcángel) que se puede encontrar en su parte superior. Este edificio fue construido inicialmente como mausoleo para Adriano y su familia, se empezó a construir en el 135 y se terminó en el 139 y en lugar de poner el ángel que ahora se ven en su parte superior lo que había era una cuadriga en bronce que guiaba el mismo emperador Adriano (el que se considera el tercero de los cinco emperadores buenos, y gracias a él se consiguió la máxima extensión del imperio).

Posteriormente el edificio pasó a tener un uso militar y en el 590 cambió de nombre debido a que en aquella época Roma se venía atacada por una epidemia de peste, y el Papa Gregorio I tuvo un sueño en el que pudo ver al Arcángel San Miguel envainando su espada en lo alto del castillo, lo cual se interpretó como una señal de que pronto terminaría la epidemia y así fue, motivo por el cual se quitó la cuadriga que guiaba Adriano y se puso esa estatua que para muchos seguramente sea conocida gracias al libro de Ángeles y Demonios ,la cual como se puede ver aparece hasta incluso en la portada y de paso se cambió en nombre al castillo.

Una curiosidad sobre este sitio es que era el refugio de los Papas cuando las cosas se ponían feas, llegaban a él a través del Passetto que es un corredor fortificado que va desde el Vaticano hasta el castillo y mide 800 metros de largo, en este castillo estuvo sitiado durante la friolera de 7 meses el Papa Clemente VII mientras las tropas españolas de Carlos I se dedicaba a saquear Roma en el año 1527, para conseguir su libertad tuvo que pagar la cifra de 300.000 ducados .


Es increible el resultado de contemporánea majestuosidad que produce la utilización de granito y vidrio como lo hacen Vicens & Ramos en la Casa Las Encinas en Pozuelo de Alarcón, Madrid.

Gracias a la utilización de los materiales que le dan una superficie rugosa a las paredes exteriores del edifcio, ancladas en una estructura de acero, es lo que hace que el conjunto sea paisajista y esté integrado en el medio, dándole un carácter agreste.

La descarnada textura de la superficie del granito la hace consistente y sin tiempo, seria y rotunda.


Las tres plantas de la casa están organizadas de tal manera para que las estancias a doble altura dejen una sensación de amplitud, especialmente en las habitaciones más importantes de la planta baja. Las ventanas en varios niveles y los tragaluces forma un agradable juego de iluminación en todo el interior de la vivienda.


En el conjunto de la casa se ha limitado la paleta de material y color para unificar más el espacio que da la sensación de ingravidez.

Los baños y los dormitorios están ubicados en la planta superior, mientras que la cocina y las zonas de estar se encuentran en la planta baja. La cocina se dispone alrededor de un elemento central que es una mesa-barra que sirve también para el desayuno.

Podriamos decir que esta casa evita la ostentación, pero eso sí deja una clara intencionalidad y expresión.

Próximamente se subirán planos y más información sobre esta vivienda…


La verdad es que desde que realizamos un viaje a Bilbao este verano hemos quedado prendidos de la pasión por la arquitectura que se respira por sus calles, el cambio ha sido totalmente increíble, desde mi anterior visita a esta ciudad hace ya unos años se ha renovado totalmente, utilizando a la arquitectura de vanguardia como plato fuerte a la hora de atraer turismo. La ría ha pasado de ser un lugar gris a una de las arterias verdes de la ciudad, salpicada de obras como el Guggemheim, el palacio Euskalduna,el Zubizuri (el puente de Calatrava)…

sanidad

Pero los cambios también se notan en la parte más interior de la ciudad, y es precisamente ahí donde nos encontramos con la Sede del departamente de Sanidad del Goberno Vasco, una obra que corre a cargo del estudio COLL-BARREU ARQUITECTOS y que ellos mismos describen de esta forma:

El solar forma una esquina en uno de los dos ejes principales del Ensanche, trazados en 1862. La normativa urbanística del área es muy restrictiva y prevé repetir el perfil de los medianiles, retranquear los áticos según una directriz curva, achaflanar la esquina y construir un torreón sobre el chaflán.
El edificio agrupa los servicios y las comunicaciones verticales en una espina adosada a la medianera más larga y genera siete plantas diáfanas de oficina. Sobre ellas se ubican otras dos plantas destinadas a locales representativos e institucionales. La sala de consejos ocupa la doble altura del torreón. El salón de actos, su vestíbulo y los locales anejos se sitúan en el primer sótano. Más abajo hay tres plantas de estacionamiento.
Una doble envolvente resuelve no sólo los requerimientos urbanísticos sino también los energéticos, los de resistencia al fuego del edificio y el aislamiento acústico del exterior. Este doble envoltorio no es una piel sino un volumen, de cuyas permeabilidad, habitabilidad y transitabilidad se hace disfrutar al lugar de trabajo. A través de este volumen el edificio respira y en él se produce el intercambio espacial entre el interior y el exterior.
El volumen envolvente funciona como un sistema. Como tal sistema, debe proporcionar una respuesta homogénea y válida en las múltiples situaciones diferentes que se generan en la fachada. En la definición del sistema intervienen la técnica constructiva, el funcionamiento del edificio, el intercambio energético, la ciudad y también el propio hecho, la voluntad de ser, pero nunca el alzado o la composición. Además, en lugar de limitarse a configurar el interior del edificio por un lado y conformar el espacio urbano por el otro, el sistema de fachada debe convertirse en un vehículo social entre ambas realidades.
Los pliegues de la fachada generan visuales múltiples desde el interior hacia las calles que se cruzan y, desde las últimas plantas, hacia el paisaje que circunda la ciudad.

sanidadb

sanidadc

sanidadd

sanidade

De lo que más me gustó de este edificio visto desde el exterior son los reflejos tanto del cielo como de los edificios que le rodean, y que por la forma que tiene va cambiando de color dependiendo del momento del día que sea. Visto desde el interior, al poseer esa plantas totalmente abiertas lo que llama la atención es su claridad, la luz entra por todos y cada uno de los rincones de este edificio.

Y visto en conjunto me gusta el contraste que genera con los edificio que le rodean, que a fin de cuentas se transmite en el mensaje que quiere lanzar esta ciudad a los visitanten, de ser una perfecta unión entre la modernidad y la trandición.


Castellana 200

23Jul08

Después de la demolición del edificio “la manzana de Corea”, debido a la aluminosis, se está realizando un nuevo proyecto en una de las arterias más principales de Madrid: la castellana.

Financiado por el Grupo Reyal por unos 350 millones de euros, lo llevan acabo los arquitectos Emilio Dahl y Fernando Antolín.

Esta magnífica construcción contendrá 196 viviendas de lujo, 1 hotel de cinco estrella con spa y gimnasio, 1 Centro Comercial de 45 tiendas, 1 bloque de oficinas y aparcamiento subterráneo.

La verdad es que será como una forma de renovar la zona norte de la castellana.

Los arquitectos idearon que las zonas públicas como es el hotel y las oficinas se encontrarán en los ángulos de la manzana de más de 41000 m2; así como las viviendas estarán alineadas con la castellana.

Los materiales de más importancia serán la piedra en las viviendas y el vidrio con chapa de titanio en el hotel. Los edificios de uso público ( el hotel y las oficinas ) son en los que más criterios de sostenibilidad se aplicarán. Habrá paneles fotovoltaicos para que el 40% de las necesidades sean solucionadas por energía renovable; así como una recuperación de las aguas grises para reducir el consumo.

Aquí teneis imagenes cogidas del post escrito en urbanity.

Se prevee terminado para principios del 2010, esperemos que así sea y podamos ir a verlo!


Este proyecto que corre a cargo de Neil M. Denari se encuentra actualmente en construcción en la ciudad de New York. El proyecto es realmente curioso porque a cada planta va aumentando la superficie mediante una pendiente invertida que además está pensada para sortear la estructura de una antigua vía en altura que en el futuro se convertirá en un parque.

Los ventanales predominan en esta construción que se ve atravesado en su estructura acristada por líneas en diagonal de varias plantas para reforzar la sensación visual de altura frente a la de anchura.

Un lado de la fachada está recubierto por acero inoxidable y es justo por este lado de la fachada por donde se produce un obertura que deja ver un poco del interior y que parte el edificio como es dos bloques verticales.

Nos ha gustado en general este proyecto por saber maxificar el espacio con el que contaba a través de una estructura flexible que hace crecer la superficie a cada planta subida, aquí os dejamos unos enlaces para poder ver los planos de todas las plantas que componen este espectacular edificio.

Planta 2-3

Planta 4

Planta 5

Planta 6

Planta 7

Planta 8

Planta 9

Planta 10

Planta 11

Planta 12

Planta 13-14

Las imágenes han sido tomadas de la web www.noticiasarquitectura.info totalmente recomendable la lectura de este web para estar informado de todas las noticias de arquitectura, y si quieres más información sobre este edificio puedes entrar directamente a su web oficial.


La construcción de un edificio emblemático puede cambiar totalmente la vida de una ciudad, puede potenciar la economía de la zona, y esto es algo que sabe muy bien en Bilbao gracias al Guggenheim de Frank Gehry, que fue el comienzo de un gran cambio para esta ciudad. La diputación de Vizcaya ha decido realizar una ampliación al Guggenheim para poder luchar contra la “desaceleración” ecómica y dicho edificio se encontrará en la ría de Urdaibai, considerada por la UNESCO en 1984 reserva de la bioesfera.

El director del Guggenheim, Juan Ignacio Vidarte, que esta obra vinculará “arte, sostenibilidad, entorno natural y actividad económica”, y pretende ser el motor que potencie el turismo de la zona. Para la construcción de esta obra se contará con un presupuesto de 100 millones de euros, y estaremos atentos a los distintos proyectos que se presente para tan magna obra, y también esperamos que tenga en cuenta que la sostenibilidad y la poca repercusión en el medio deberían ser las premisas principales de esta obra que se encontrará dentro de mayor refugio de aves acuáticas de norte de España.


Carlos Arroyo ha sido considerado por el NIB como uno de los 10 arquitectos con más proyección de la actualidad. Tiene su estudio en Madrid, lugar donde además finalizó sus estudios de arquitectura y donde trabajó como profesor de proyectos arquitectónicos (más expecifícamente en Alcalá de Henares), además de trabajar para la Universidad Europea de Madrid.

Este arquitecto cuenta con un marcado énfasis en el desarrollo sostenible y la búsqueda continua de nuevas formas de vivienda. Es creador de barrios ecológicos, de nuevas formas de viviendas que se convinen con sistemas agroindustriales y sistemas mixtos de producción de energías renovables. Su finalidad, encontrar el tipo de vivienda que se adapte a la situación actual en la que cada vez está más presente en cualquier construcción el aprovechamiento de energía, la utilización de vegetación como parte vida de la misma obra y las energías renovables.

Teniendo todo esto como telón de fondo y dándonos una idea de cual es la forma de abordar los proyectos por este arquitecto, vamos a hablar de la casa que diseño en Madrid llamada “Casa del Amor”. La casa es solo para uso los fines de semana y se encuentra en La Moraleja. Cuando llegó a sus manos el proyecto pudo observar que la finca contaba con un arbolado importante (la finca se encuenta en medio de un bosque de  enzinas) y decidó mantener dichos árboles y además utilizarlo como hito principal en torno al que gira toda la idea del proyecto, por eso todo el edificio está pensado en torno a la idea de un árbol.

Para el recubrimiento exterior de la planta baja del edificio se utiliza un cerramiento con distintos niveles de transparencia, altenado cristales cuadrados de distinto grado de opacidad y que además cuentan con cierto dibujo para dar sensación de bosque desde el interior.

La planta baja giran en torno a un elemento estructural que ellos han llamado viga-árbol y del que parten distintos bloques que se asemejan a los frutos dentro de un árbol y en los que se encuentran tanto la vegetación que rodea al edificio, vegetación que además va cambiando de colorido dependiendo de la estación del año y de esta forma cambiando a la propia casa, como los baños que quedan supendidos de esta estructura y que están recubiertos por una superficie mullida.

La línea estructural de la vivienda giran en torno a su caja de escaleras, y la cocina se acaba integrando como una parte de ella, utilizando su parte inferior y utilizando una prolongación del descansillo como la encimera.

En la parte superior de edificio nos encontramos un cubo de vidreo donde se encuentra el dormitorio y desde donde se puede observar todo la arboleda y de fondo Madrid, además desde este cubo se tiene acceso a una terraza ajardinada.

Las fotografías han sido tomadas de la web de Carlos Arroyo, totalmente acosejable  de visitar dado que explica detalladamente todos sus proyectos. Y en relación con el que acabamos de explicar, creo que ha logrado realidad un proyecto realmente interesante, teniendo siempre en cuenta uno de los puntos importantes que debería tener siempre presente un arquitecto, la interacción con su entorno, todo un ejemplo a seguir de los pasos que se tiene que llevar a cabo en el diseño de cualquier proyecto. Seguiremos antentos a la obra de este arquitecto y os mantendremos de cualquier novedad.


La verdad es que la pregunta suena un poco irónica no?, ¿cómo es posible que se construya un rascacielos con la idea de unifamiliar? Pues aquí está la respuesta:

Aqui vemos el rascacielos unifamiliar del multimillonario indio Mukesh Ambani (dueño de la mayor compañía privada de la India: Reliance Industries), situado en el centro financiero de Bombay. Construido sólo para el uso de su familia

La llamada residencia Antilla es la versión, de otro proyecto diseñado anteriormente que alcanzaría los 245 metros en vez de 175 que alcanza este.

En estos 175 metros habrá 27 plantas y si haceis los calculos, aproximadamente sale cada planta de 6.5 metros de altura, es decir, una pasada de alto, como de doble altura.

La vivienda consta de seis estacionamientos, nueve ascensores y muchisimas habitaciones principalemente. Luego además tendrá: un salón de baile, de las muchas habitacionbes destacan las llamadas “habitaciones verdes” con jardines externos e internos, un estudio de yoga, un spa, un piso dedicado a la salud que tendrá piscina, como no un bar interno y externo y por último una zona para los guardias de seguridad.

La estructura se basa en planos horizontales que se superponen y se desplazan unos hacia un lado y otros hacia el otro, uniéndolos verticalmente por un lado y así dejando libre los tres restantes. Así deja como una forma que serpentea la superficie vertical del rascacielos. Me recuerda en parte al India Tower que son volúmenes desplazados, del que hablamos en otro post anterior.

Lo que me parece más bonito de este proyecto es que contendrá multitud de jardines en los diferentes pisos y que gracias a los 6.5 metros de altura que tendrán, podrán ser plantados varias especies de plantas y árboles. Se dice que contará con 600 personas para mantener el edificio.

La cubierta tendrá un helipuerto, como no podía faltar en una vivienda de un multimillonario que se gasta aproximadamente dos billones de dólares en su casa de ensueño, dejándola así como la casa más cara del mundo.

Y algo muy curioso es que seguirá los principios del “Vaastu” (doctrina hindú que enseña que nada es porque sí )versión indú del “Feng Shui”. El Vastu es una forma de construcción a partir de 12 leyes naturales. De esta forma toda la colocación del mobiliario y las zonas verdes serán basadas en esta doctrina.

Digamos que es un vivienda muy peculiar y un paraíso donde vivir en altura.


El pasado día 24 se inaguró la última obra de Calatrava, el puente de Jerusalén, que lo mismo que pasó con el de Bilbao viene cargado de polémica. Para empezar el día de la inaguración cuincide con el de la conmemoración del 40 aniversario de la reunificación del territorio pero que para muchos (por ejemplo los palestinos) lo conciben como una ocupación.

Además el puente pasa por territorio ocupado por Israel y hay muchos sectores que se muestran en contra de la excesiva modernidad de la obra en contraste con el resto de la ciudad.

Dejando polémicas a parte, el puente colgante que ha diseñado Calatrava para esta zona consta de una pasarela en forma curva de 360 metros de larga que es sostenida por 70 cables de acero blanco que cuelgan de un mástil de 118 metros de alto. El color predominante es el blanco (como en casi todas las obras de Calatrava) y funcinará como pasarela peatonal y lugar por donde discurrirá un tranvía, dejando espacio debajo para zonas verdes. De esta forma se pretende descongestionar la zona, y para su construcción han sido necesarias 4200 toneladas de hormigón y acero de alta resistencia.

Este puente es una propuesta interesante si fuera la primera que realiza este arquitecto de este tipo, pero la realidad es que últimamente se nota que las obras de Calatrava carecen de la frescura de hace unos años, repitiendo muchos patrones que por otro lado se han convertido en sello indiscutible de su obra, como el uso del hormigón blanco, y la arquitectura claramente estructural, pero si se quiere matener como unos de los grande veo necesario una renovación en su estilo. Otros arquitectos de afamada trayectoria como por ejemplo Norman Foster varían muchísimo más en cada uno de sus proyectos, dando a la obra un aire de resultar algo único y no “algo más” como sucede con Calatrava.

Por ejemplo, en este puente de Jerusalén vemos que vuelve a utilizar los cables de acero blanco inclinados que usó en Bilbao además de la cristalera en el suelo que también puso en dicho puente (motivo principal de la polémica, dado que con la humedad se hacía complicadísimo atravesarle, además de la polémica que se generó por un pasarela de acceso que se creó al puente por parte de otro arquitecto). En la primera imagen se ve el puente de Bilbao (Zubizuri) y en la segunda el que acaba de construir en Jerusalén.

Está claro que son obras distintas, que a mi personalmente me gustan, pero que para mi gusto no deberían ser tan parecidas en cuanto a estilo, una renovación en la obra de Calatrava sería de vital importancia para crecer aún más como arquitecto.


En la actualidad son 5 los equipos que se están disputando la adquisición de esta gran obra que se realizará en un terreno de unos 3,6 km cuadrados, que se encuentran en el centro de Manhattan. Las exigencias de este proyecto obligan a los estudios a construir edificios de viviendas y oficinas, un edificio cultural y zonas verdes.

El Hudson Yards es una enorme franja de terreno situada en el Far West Side de Manhattan entre la 10th Avenue y el río Hudson y entre 30a y 33, y es propiedad de la Autoridad Metropolitana de Tránsito e incluye el Jacob Javitz Convention Center.

Las propuestas de los distintos estudios son las siguientes:

The Durst Organization’s quiere dotar a su proyecto de un marcado desarrollo sontenible, cuenta con 4 torres de oficinas y una de propiedas, además de contar con 12 acres de espacios verdes destinados a parques públicos.

El proyecto de Tishman Speyer’s cuenta con un total de 13 torres de las cuales 7 serán para uso residencial, contará con 13 acres de parques públicos y zonas comerciales bajo nivel.

La propuesta de Related Companies se centra más en el comercio, donde se quiere combinar tanto restaurantes, como tiendas y galerías con 15 hectarias de parques públicos. Además se construirán 5000 viviendas de las cuales 2000 serán en régimen de alquiler. Entre lo más significativo del proyecto está su puente.

La propuesta de Brookfield Properties cuenta con 4 torres comerciales,  y 8 edificios residenciales y de las cosas más llamativas que tiene el proyecto es que dos de estas torres residenciales están conectadas por un puente en alto. Contará con un parque lineal y un paseo marítimo con tiendas y galerías.

El último proyecto es de Extell Development Company’s cuenta con 17 edificios uitilizando una técnica de puente colgante contará con parque y anfiteatro, 6 de estos edificios terminarán en pico con un diseño para aprovechar mejor el sol, y además cuenta con un puente peatonal que atraverá uno de los edificios.Entre los arquitectos que podemos encontrar en esta propuesta está Steven Holl.